Bombillas LED

Filtrar

Filtrar porclose

Precio

Precio

  • 1,00 € - 100,00 €

Casquillo

Casquillo

Temperatura de Color

Temperatura de Color

Potencia

Potencia

Hay 148 productos.

Mostrando 1-80 de 148 artículo(s)
148 productos

Filtros activos

Bombillas LED

Las bombillas led ofrecen una mayor intensidad lumínica con un consumo energético mucho más reducido que las bombillas tradicionales. La tecnología led, además de permitirte ahorrar hasta el 80% en la factura de la luz, es la mejor opción para proteger al planeta y el medio ambiente.

Este tipo de bombillas duran mucho más que las antiguas bombillas de bajo consumo o incandescentes, lo que supone una gran reducción en la tasa de recambios, ya que el led cuenta con una vida útil 10 veces mayor que las tradicionales.

La iluminación led presume de ser la mejor alternativa a las bombillas tradicionales incandescentes, ya que son mucho más eficientes y ecológicas al no consumir mercurio y no emitir calor.

En nuestra sección de bombillas led podrás encontrar bombillas de gran calidad tanto para uso doméstico como para uso profesional a los mejores precios.

Contamos con una amplia variedad de bombillas, desde los modelos más comunes de led E27 o E14, hasta bombillas para usos mucho más específicos, como bombillas Wifidownlinghts o focos led. Explora nuestra amplia gama de productos para escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades y ¡disfruta de las mejores ofertas!

Diferentes casquillos de Bombillas LED

En ORION91 encontrarás un amplio catálogo de bombillas led de diferentes casquillos:

E27: Conocidas también como casquillos de rosca grande. Son la opción más común para iluminar las estancias del hogar.

E14: O casquillos de rosca pequeña. Este tipo de bombillas suelen emplearse en pequeñas luminarias como lámparas de mesa, de noche o flexos. 

GU10: La más utilizada en plafones, apliques y focos. Este modelo requiere una instalación diferente ya que no se enrosca, se ajusta presionándola.

GU3, GU4, G24, G9, R7s, MR16: Son variaciones de las anteriormente mencionadas. Disponen de casquillos de pines de diferentes tamaños y potencias.

La importancia del Ángulo de Apertura

El ángulo de apertura, o también conocido como el ángulo de iluminación, es un aspecto importante para tener en cuenta a la hora de elegir una bombilla led. Y es que, cuanto mayor sea ese ángulo (360º), mayor será el espacio alumbrado, por lo que todas las esquinas de la estancia quedarán iluminadas. Si por el contrario escoges una bombilla led con un ángulo de iluminación menor (90º), la luz quedará concentrada en un espacio más reducido. Escoge la opción adecuada en función de tus necesidades.

Temperatura de color: blanco cálido, neutro o frío

Porque cada estancia requiere de una iluminación diferente. La temperatura se expresa en grados kelvin (K), y es el valor que determina el color de la luz. Cuanto menor es el número, más cálido es el color, y cuanto más alto es el número, más fría es la luz. ¿Qué temperatura de color necesitas tú para luminar las estancias de tu hogar?

Color blanco cálido: Grados Kelvin <3000K. La opción ideal para crear atmósferas relajantes, íntimas y cálidas. Su luz es de color amarillo anaranjado.

Color blanco neutro: Grados Kelvin 4000> K <5000. Se aconseja para estancias como la cocina, el cuarto de baño o un espacio de trabajo. La luz es similar a la luz natural.

Color blanco frío: Grados Kelvin > 6000K. Se aconseja para una iluminación intensa. Perfecta para ambientes domésticos y profesionales.  La luz es fría.

Flujo luminoso de las Bombillas LED

Debes escoger la bombilla led en función de su flujo luminoso o lúmenes (lm). Este valor corresponde a la cantidad total de luz emitida por la fuente luminosa. Los flujos luminosos más corrientes en este tipo de bombillas son:

500 lúmenes: Para conseguir una luz ambiental envolvente.

600-700 lúmenes: Para iluminar las estancias con una luz más intensa.

1000-1500 lúmenes: La opción ideal para equipar lámparas de techo.

Índice de rendimiento de color (IRC)

Otro de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una bombilla led es el IRC o índice de rendimiento de color. Este confort lumínico se expresa en una escala del 1 al 100 en la que 100 es el valor más similar a la luz del sol, por lo que es la mejor reproducción de luz. Las bombillas LED suelen tener un IRC que oscila entre 70-80.

Los más vendidos

Productos relacionados

Preguntas frecuentes

¿Cómo elegir bombillas led?

Para acertar con la compra de una bombilla LED es importante que tengas en cuenta:

El ángulo de apertura: Nos da información sobre el espacio a iluminar.

El tono de luz: Escoge entre ambiente cálido, natural o frío.

Los lúmenes: Nos indican la luminosidad de la bombilla.

La potencia: Se refiere a la cantidad de energía que consume.

Casquillos: Existen diferentes modelos como el GU10, E27, E14...

¿Cómo saber si una bombilla led está fundida?

Las bombillas led trabajan con diodos, los cuales emiten luz gracias al paso de la corriente eléctrica. Sabremos si una luz led se ha fundido o quemado con la ayuda de un tester. Coloca el selector en la escala mayor de la posición de resistencia y pon los vástagos indistintamente en los dos polos de la bombilla. Si la pantalla del tester marca 0 quiere decir que la bombilla aún funciona.

¿Cómo cambiar una bombilla led fundida?

Cambiar una bombilla led es una tarea sencilla. Simplemente asegúrate de que la corriente eléctrica está cortada, desenrosca la bombilla antigua e instala la nueva. Si se trata de una lámpara con led integrado debes saber que no es posible cambiarla debido a que la vida útil de este tipo de bombillas es bastante larga. Ante esta situación debes sustituir la lámpara por completo.

¿Por qué se funden las bombillas led?

Las bombillas led son una opción eficiente para iluminar cualquier espacio. Normalmente son muy duraderas, pero a veces pueden fundirse por un exceso de temperatura. Esto puede ser debido a que la bombilla se encuentre encerrada en un plafón o globo donde la circulación del aire sea escasa. Los leds son semiconductores, lo que quiere decir que comienzan a degradarse a una temperatura de trabajo superior a los 40/45 grados.