Cuando llega el calorcito hay dos cosas que nos apetecen mucho, mucho, mucho. La primera es pasar tiempo en nuestra terraza, patio o jardín y la segunda es reunirnos con los nuestros para compartir ratitos de charla y comidas al aire libre.

Si tienes la suerte de tener en casa un espacio exterior donde poder disfrutar los domingos de deliciosas carnes y pescados a la brasa o suculentas parrilladas de verdura, no lo pienses más y hazte con una barbacoa que cubra todas tus necesidades.

¿Necesitas ayuda para elegirla? No te preocupes porque este post está escrito para ti. A continuación, te vamos a dar todas las claves que necesitas para que escojas la barbacoa de tus sueños. El verano está llamando a la puerta y queremos que lo disfrutes al máximo.

hacer una barbacoa

El tamaño sí importa: ¿Cuántos sois habitualmente?

Al comprar una barbacoa debemos pensar en cuántas personas se sientan habitualmente a la mesa, pero sin olvidarnos de nuestros queridos visitantes. Elígela más o menos grande en función de los invitados que vayan a casa normalmente.

Si eres el alma de la fiesta y te gusta reunir a tu familia y amigos los fines de semana para comer o cenar debes decantarte por una barbacoa con una zona de cocinado mayor. En el caso de las barbacoas de carbón debemos hablar del tamaño de la parrilla, por el contrario, en las de gas hablamos de número de quemadores.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta para ambos modelos es su potencia, ya que esta determina que la zona de cocción se caliente más o menos rápido y que por lo tanto los alimentos se cocinen en mayor o menor tiempo. No hagas esperar a tus invitados en la mesa 😉

Tipos de combustible

La segunda cuestión que debes abordar es de qué tipo de combustible quieres tu barbacoa. En el mercado encontramos 4 modelos, cada uno con sus beneficios e inconvenientes. Lo importante es que escojas la que te haga la vida más cómoda y mejor se adapte a tus necesidades. Vamos a analizar cada una de ellas, ¡no pierdas detalle!

Barbacoa de carbón

La opción perfecta para aquellos que tienen jardín o patio y les gusta disfrutar de una buena carne a la brasa.

Ventajas: Normalmente son muy fáciles de usar, se mueven con facilidad gracias a sus ruedas (que incorporan la mayoría de las veces) y puedes colocarlas donde quieras ya que para funcionar no necesitan ninguna toma de gas o corriente eléctrica. Por último y no por ello menos importante, el carbón no es un combustible caro.

Inconvenientes: Son un poquito más complicadas de encender, dependiendo de tu destreza en barbacoas te llevará de unos 20 a 40 minutos conseguir las brasas adecuadas. Debes tener cuidado mientras cocinas ya que la grasilla que desprenden los alimentos y el humo, pueden producir llamaradas y un rato incómodo. En cuanto a su limpieza, es más laboriosa de limpiar que por ejemplo una plancha.

barbacoa de carbon

Barbacoa de gas

Si tienes espíritu de chef y eres fan de la cocina sana y controlada este modelo de barbacoa es para ti.

Ventajas: Funcionamiento súper sencillo y encendido rápido. No desprenderá humo al encenderse y muy poco durante el cocinado ya que la grasa en este tipo de barbacoa cae en los quemadores. Dispone de reguladores de llama por lo que la cocción será mucho más precisa. Existen algunos modelos que cuentan con tapa y termómetro, por lo que funcionan prácticamente como un horno. No producen ceniza.

Inconvenientes: Es de los modelos más laboriosos de limpiar. Al funcionar prácticamente como un horno puedes recurrir a la pirolisis que se encargará de quemar los restos de comida de barbacoas anteriores. Para su uso depende de una botella de gas, a no ser que necesite una toma de corriente. Debes prestar especial atención a la conexión con la botella de gas, que debe estar perfectamente colocada en todo momento. Su precio es más elevado que una de carbón.

barbacoa de gas

Barbacoa de leña

Para aquellos profesionales de las barbacoas que aman cocinar a fuego lento

Ventajas: Con este modelo conseguirás un sabor increíble en los alimentos. Este es sin duda su gran punto fuerte; un gran aroma y un delicioso sabor a brasa que le dará un toque súper especial a todos tus platos. Podrás encontrar algunos modelos que están preparados para que puedas utilizarlos tanto con carbón como con leña según te interese.

Inconvenientes: Al igual que las de carbón, son un poquito más complicadas de encender. Conseguir el punto de cocción adecuado te llevará de unos 20 a 40 minutos. Cuidado mientras cocinas en ella ya que la grasilla que desprenden los alimentos y el humo pueden producir llamaradas. En cuanto a su limpieza, ármate de paciencia porque es laboriosa.

barbacoa de leña

Barbacoa eléctrica

Ideal para aquellos que viven en la ciudad y no tienen espacio suficiente o no pueden instalar en su terraza o jardín otro tipo de barbacoa.

Ventajas: Apta para espacios interiores o zonas al aire libre como terrazas o balcones, por lo que podrás usarla todo el año. Para su funcionamiento simplemente tendrás que enchufarla a la luz. Su encendido es inmediato, es muy sencilla de usar y no emite humo ni llamas. Este modelo tiene un precio muy asequible.

Inconvenientes: Necesitan una toma de luz cercana, su potencia es reducida y tardan un poco más en calentar. Los alimentos no consiguen el sabor a la parrilla que se consigue con el resto de las barbacoas.

barbacoa electrica

¿En qué se diferencian?

Las barbacoas de carbón son las que más éxito tienen. Cierto es que su encendido es un poco complicado, pero existen accesorios asequibles como los encendedores de carbón que resuelven este problema. Ideales para buscar el sabor inconfundible a la brasa en los alimentos y perfectas para instalarlas en cualquier lugar.

Las barbacoas de gas son súper fáciles de usar. Gracias a sus mandos podrás controlar su temperatura en todo momento. Ideales para jardines o patios donde su uso sea regular. Perfectas para familias o personas que tengan invitados en casa habitualmente.

Las barbacoas de leña son para aquellos que quieran cocinar como auténticos chefs. EL gran valor de este tipo de barbacoa es el sabor inconfundible que consigue en los alimentos.

Por último, las barbacoas eléctricas son la opción perfecta para aquellos que tienen poco espacio en casa. Cómodas y prácticas de usar. Si buscas el auténtico sabor a la brasa decántate por otro modelo de barbacoa.

¿De cuánto espacio dispones?

No es lo mismo tener un pequeño balcón o terraza en la ciudad que un gran jardín en un chalé a las afueras. Tener en cuenta el espacio del que dispones es importante para encontrar la barbacoa adecuada.

Generalmente el tipo de barbacoas más pequeñas son las de carbón tipo sobremesa o las eléctricas. Estos modelos son la solución para gente que cuenta con poco espacio, pero quiere disfrutar de una rica parrillada.

Si el espacio no es un problema para ti y sueles tener muchos invitados en casa para comer y cenar en verano, quizás una buena opción sea una barbacoa de gas o carbón de grandes dimensiones.

¿Barbacoa fija o móvil?

SI te decides por una barbacoa fija o modular debes tener en cuenta que se diseña como una cocina al aire libre, por lo que debes tener el espacio suficiente para colocar todos los módulos que la componen.

Una de sus ventajas es que podrás montarla a tu gusto. Si tienes espacio suficiente es interesante que estudies la opción de colocarle cerca un frigorífico o un fregadero. La mayoría incorpora una campana que permite canalizar el humo.

¿Los inconvenientes? No podrás moverla de un sitio a otro, ya que son de obra. Los materiales más utilizados en la construcción de este tipo de barbacoas son la piedra, el ladrillo, el hormigón celular y el hierro fundido.

La otra opción es la barbacoa móvil. Entre sus ventajas encontramos que puedes moverla con facilidad ya que en la mayoría de los casos incorporan ruedas, lo que te facilita que la guardes donde quieras.

Este tipo de barbacoas pueden emplear electricidad, gas o carbón para su funcionamiento. Su nivel de calidad está directamente relacionado con el material con el que estén construidas: acero cromado, acero inoxidable, hierro fundido…

Escoge su tamaño en función de tus necesidades, encontrarás desde barbacoas para 2 hasta 8 o 10 comensales.

Plancha Vs barbacoa: Ventajas e inconvenientes

Puede que tengas dudas a la hora de escoger entre una plancha eléctrica o una barbacoa. La elección deberás tomarla principalmente en función del espacio del que dispongas en casa y el uso que le vayas a dar. Piensa siempre en tus necesidades.

  • Plancha: Es ligera y podrás colocarla incluso encima de la propia mesa si lo deseas para degustar los alimentos recién cocinados. Como ya hemos comentado anteriormente su encendido es muy sencillo a través de un botón. Puedes regular su temperatura y es muy fácil de limpiar. Su tamaño en menor que el de una barbacoa por lo que estarás un poco más limitado. Si cocinas en la plancha olvídate del sabor ahumado de los alimentos.
  • Barbacoa: Podrás elegir entre varios tipos de combustible y tamaños. Te permiten cocinar alimentos a la parrilla, a la plancha e incluso algunos modelos con tapa se convierten en hornos. Sus inconvenientes es que son más engorrosas a la hora de guardarlas y limpiarlas. 

¿Cuánto cuesta una buena barbacoa?

Otro factor determinante a la hora de comprar una barbacoa es su precio.

Si tienes pensado darle un uso intenso y regular, escoge para tu casa una barbacoa potente y de calidad que te garantice parrilladas durante muchos años. No escatimes en su compra.

Si por el contrario su uso es puntual, encontrarás modelos muy sencillos y asequibles.

Aquí el precio lo eliges tú.

 

 Utensilios imprescindibles para tu barbacoa

  1. Pinzas, horquilla y paleta: Nos permiten manejar los alimentos de manera cómoda a distancia y evitando el peligro de quemarnos. Es importante que tengan un mango con buen aislante de calor.
  2. Guantes: Un complemento importante para coger parrillas o fuentes calientes sin quemarnos.
  3. Delantal: Evita las temidas manchas de carbón o grasa. Mancharse es mucho más fácil de lo que parece…
  4. Cepillo: Nos permite rascar la barbacoa por dentro y eliminar los restos de carbón o alimentos quemados.
  5. Cesta de vegetales: Imprescindible para los amantes de las verduras. Con ello podrás asarlas sin peligro de que se cuelen por las ranuras de la parrilla.
  6. Bandejas desechables de aluminio: Pesan muy poco y se pueden amontonar. Conservan bien el calor y después del uso se pueden desechar. Te ahorrarás mucho que lavar.
parrilla de carne

Cómo iluminar la zona de la barbacoa

Una buena iluminación en nuestra barbacoa es necesaria, y más si cocinamos de noche. La manipulación de ascuas y fuego puede ser peligrosa, así que es conveniente que el espacio esté bien iluminado para mantenerte seguro y evitar quemaduras.

Si tenemos una barbacoa portátil será más sencillo moverla de un lugar a otro en busca de la luz. Pero si por el contrario nuestra barbacoa es de obra, será necesario disponer de una luz extra que ilumine el interior de esta.

Si colocas estratégicamente un foco proyector hacia la barbacoa evitarás tu propia sombra, quedará totalmente iluminada y cocinarás más seguro.

Y hasta aquí nuestros consejos para que escojas la barbacoa de tus sueños. ¿Sabes ya con cuál te quedas? Esperamos haberte ayudado en tu decisión. Si tienes alguna duda escríbenos un comentario y te responderemos encantados 😊

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *