Ya ha llegado el frío y, generalmente, para combatir el frío y complementar nuestro sistema de calefacción principal utilizamos calefactores, estufas o convectores.

Cada uno de estos aparatos eléctricos tiene su ventaja y su inconveniente.

Tipos de aparatos eléctricos de calefacción

Los calefactores eléctricos son la solución más práctica para caldear la temperatura en estancias pequeñas, ya que son rápidos, económicos y no consumen ningún tipo de gas, por lo que su seguridad es máxima.

Cierto es que se puede notar un incremento en nuestra factura de luz, pero para casos puntuales podemos utilizar estos aparatos, ya que hoy en día existe en el mercado gran variedad de calefactores eléctricos de bajo consumo. 

Por otro lado también existen los convectores eléctricos que también tienen sus ventajas:

  • Son pequeños y manejables.
  • No necesitan ningún tipo de instalación.
  • La gran mayoría de los convectores eléctricos son de bajo consumo.
  • Son muy prácticos para calentar estancias pequeñas, como el baño.
  • Son un complemento perfecto a otros sistemas de calefacción.
  • Son económicos.

En nuestra tienda encontrarás distintos modelos de convectores eléctricos baratos para que siempre puedas elegir cuál es el que más te conviene, eso sí, disfrutando de un precio sin igual.

Lo que todos conocemos como la típica estufa de baño, se llama en realidad estufa de cuarzo: suele tener 3 potencias, ser de pequeñas dimensiones y muy práctica, tanto para calentar pequeñas estancias o para utilizar como estufa eléctrica de baño, colgándola en la pared o en el suelo.

En nuestra página puedes encontrar estufas eléctricas tanto de cuarzo como halógenas, un poco más grandes y con más potencia, perfectas para complementar el sistema de calefacción en estancias algo más grandes. 

Consejos de uso

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para utilizar correctamente cualquier aparato eléctrico de calefacción:

  • Mantén el aparato eléctrico por lo menos a un metro de distancia de cualquier parte del mobiliario y de las personas, especialmente niños y mayores.
  • Coloca siempre el aparato fuera de las zonas de paso. Nunca debe bloquear una salida.
  • Mantén el aparato lejos del alcance de los niños.
  • Conecta el calefactor directamente a la toma de corriente. Nunca utilices un cable de extensión.
  • Antes de abandonar la habitación o irte a dormir, recuerda apagar el aparato SIEMPRE
Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *